26 d’oct. 2016

CØNJUNTØ VACÍØ #4: LA NOCHE MÁS LARGA DEL AÑO



Cønjuntø Vacíø es un festival que se celebra desde 2013 cada noviembre y que se define precisamente no por un estilo concreto sino a través de los elementos excluidos, de las cosas que no están. Cada edición pretende ser distinta y esto hace de la propuesta algo mutante y difícilmente clasificable.

Es imposible para mí ser imparcial hablando del Cønjuntø Vacíø #4 así que no voy a tratar de serlo. He editado en el sello, he tocado en el festival y conozco a la gente detrás de Dead Moon desde hace ya unos años así que éste no pretende ser un artículo promocional más, ni un simple recordatorio de que tenéis que comprar la entrada, ni una alabanza a los grupos que podéis ver en esta edición sino una visión absolutamente personal sobre lo que he vivido y aprendido dentro y fuera del festival durante estos años.


Recuerdo tres o cuatro ocasiones en las que me he pasado por Dead Moon, la tienda de discos de Carrer de la Lluna, por si alguno no la conoce aún, y Sergi me ha contado algún plan que tenía en mente y que en principio sonaba interesante pero algo complicado de hacer. Por ejemplo, organizar un showcase tour con gente que haya editado referencias en el sello asociado a festival. ¿Suena increíble verdad? Bueno, no sé si algunos de los que leéis esto habéis montado alguna vez una gira diy. Aunque sea pequeña, nunca es fácil. Un rompecabezas a nivel logístico y mails eternos para tener unas buenas condiciones a la hora de presentar tu música fuera de Barcelona. El caso es que a los pocos meses, seis proyectos del sello estábamos en una furgoneta tocando en cuatro ciudades españolas.



La voluntad es una fuerza poderosísima si la conduces hacia lo que amas.

Me viene a la mente también la sensación de riesgo que rodea muchas veces a los conciertos, al festival. Es algo que da miedo, ¿no? Montar un festival sin sponsors, en el extrarradio desde su segunda edición, trayendo a bandas internacionales que nadie más se atreve a traer; apostar por algo que no sabes si la gente va a entender o a apreciar, pero que a ti te apasiona. Esta es, sin embargo, una de mis sensaciones preferidas en el mundo. Aspirar a un cierto extrañamiento, tenderle una mano a la gente para que salga de su zona de confort, de su patio de juegos habitual, provocar un salto en los corazones sensibles. Constantemente.



Para mí la belleza está en los márgenes.

Hago un pequeño paréntesis para hablar de algunos momentos que recuerdo con especial cariño: El live de Croatian Amor con dos personas/estatua inmóviles en el escenario y visuales ultra tecnológicos. Algunos estábamos al borde de la lágrima; Tres Cruces (+++), Culto de Sombras demostrando el poder de sus canciones como himnos de la anarquía espiritual; Y siempre estará en mi mente uno de los mejores conciertos que dimos Ciudad Lineal en nuestros tres años de vida. Fue hace aproximadamente un año en La Capsa, en el Cønjuntø Vacíø #3 con un sonido perfecto, sintiendo una gran energía, uniformados de blanco.

Como decía arriba, otra de las cosas que me viene a la cabeza cuando pienso en el festival es la voluntad de ser inclasificable. Los que estamos al tanto de los movimientos del sello, sabemos que la etiqueta ‘oscuro’ está a la orden del día cuando se piensa en definir su catálogo, sobre todo desde la prensa musical más trasnochada. Sin embargo, referencias como las de Grøn, Pod Blotz, Titan Arch o Julio Tornero distan mucho de ser oscuras ni siquiera de refilón. Ambient luminoso, manipulación sonora, ruidismo preciosista, techno ácido. No vais a presenciar ningún renacer de lo oscuro. No hay formas sólidas, sólo una constante mutación, un contagio eterno. Nada vuelve nunca a ser lo que era.

Estas son algunas de las cosas que definen para mí el espíritu de Cønjuntø Vacíø, pero seguramente ellos os dirán que el festival es indefinible y huirán de cualquier tipo de asociación. O quizás, si les conocéis bien, os dirán que es un ritual, un camino, un momento singular y eterno. La noche más larga del año.

El Cønjuntø Vacíø #4 se celebra el día 5 de Noviembre en La Capsa (El Prat) Ese día podréis ver a:




Fotografia de portada: Coàgul & Cadena. Totes les fotografías són de la Marina de Luis 
Text: Victor M. Hidalgo
Correcció: Pendent