6 de set. 2016

REBUIG: MORT I FUTUR



Rebuig
Mort i Futur
Any: 2016
Discografica:
Pick Your Twelve

Se llaman REBUIG (desecho, traducido al castellano). Vienen de Barcelona, cantan (es un decir) en su lengua materna, practican lo que ellos llaman chapa y no son nuevos en esto. De hecho, sus miembros -que, según cuentan, formaron la banda en el transcurso de una velada en un restaurante chino del Arc de Triomf, bien regada de botela de licol glatis- vienen desbravados de proyectos bien conocidos como OSO, 12TWELVE o LORDS OF BUKKAKE, entre muchos otros. Llevan rodando desde el 2013 y nos traen su álbum debut, Mort i Futur, recién sacado del horno, fruto de la colaboración entre varios sellos: Odio Sonoro, Fair Warning, Nooirax, Trashtocat, TupaTutupa y Pick Your Twelve (este último propiedad de dos miembros de la banda).
Dicen que lo suyo es Eyehategod, Darkthrone y Juan Manuel Serrat. Resulta obvia la influencia elemental de los pilares del sludge (con los citados Eyehategod, Sleep, Grief, Buzzoven y demás facinerosos). El black, el death y demás gorrinadas heavies también están ahí, quedando muy patentes en la manera de berrear del cantante, muy de pulverizar cráneos humanos a dentelladas y de oler cuervos muertos. También se siente cierta influencia punkarra y un nosequé con sabor a psicodelia y a desvaríos progresivos, algo que siempre apetece. Alternan ritmos groovies deudores del stoner y del rock sureño con interludios más pesados (en After al Pati de Llums les delata su gusto por Down y cía), líneas de bajo hipnóticas, pasajes ominosos y terriblemente doomies atreviéndose con las voces limpias (Penjat i Empalmat, tema que abre el disco y claro ejemplo de como venirse arriba con momentos que, si me apuran, pueden recordar hasta a los Bathory más épicos), juegos de pedalera y bucles cósmicos...lo que vienen siendo las coordenadas básicas en las que se mueve el género, pero con una personalidad bien definida, imagino que herencia del amplio y ecléctico bagaje con el que cargan estos jabatos, y tal vez de una chispa de ese mediterranean chic fruto de la influencia del maestro Serrat.

En cuanto al aspecto lírico, bueno, imagínense. Con títulos como Zulos i Democracia o 12 metres cap a la independencia lo que tenemos es la fiesta de las imprecaciones y de los puñetazos en la mesa, sin dejar títere con cabeza. Parecen despertarles la misma inquina tanto la recua de bandoleros y maleantes que manejan el cotarro como la ñoña progresía bienpensante que aspiran a manejarlo. Los sopapos vuelan, plas, plas, y esto es algo que siempre se agradece. Mención especial merecen el cuidado trabajo artístico, a cargo de Branca Studio, a base de un collage muy del género, y la notable producción, grabado y mezclado por el mismo bajista en Wave Factory Studio, con unos resultados más que dignos: todo está en su debido sitio, sonando a pesadilla febril, diciéndolo en el buen sentido. Ya me entienden.

Sumergirse en Mort i Futur supone un mal viaje en el que da tiempo a recrearse en un montón de sensaciones, todas malas: rebozarse en un lodazal hasta las cejas de whisky barato y ansiolíticos; darse cuenta demasiado tarde de que fue mala idea mezclar ácidos con speedball; sorprenderse lamiendo la encimera del lavabo en el Bar Torre del Oro; ese loop eterno con el silbato del afilador sodomizando psíquicamente tu pobre mente desquiciada. Todo esto es REBUIG, y esto es  precisamente lo que uno busca cuando se asoma a este tipo de propuestas. Y el resultado, créanme,  es desagradablemente satisfactorio. Si son ustedes de los que para beber piden albóndigas y sueñan con conducir tractores que escupen engrudo, corran a su tienda más cercana y aflojen la bolsa. La de las monedas, no se líen. ¡Corran!

Fotografia de portada: Branca Studio
Text: Gorka Ubeda
Correcció: Pendiente