6 de març 2015

PONER Y HACER LETRAS (per VERÓNICA ALONSO)


Estas últimas semanas hemos estado ocupados sacando temas nuevos para el grupo. Las letras han ido fluyendo de unos a otros según los temas iban tomando forma. Es algo que en principio puede parecer fácil, pero según qué canciones son de las mayores torturas del proceso de hacer un disco... Hacer y poner letras a las canciones es un trabajo que se vuelve a retomar una y otra vez con cada canción ya que siempre hay algo que se tiene que cambiar o arreglar. Nosotros, como algunos sabréis, escribimos las letras en “inglés” y lo pongo así entrecomillado porque en el fondo lo que hacemos es traducirlas al inglés. Escribimos traduciendo lo que queremos decir al inglés siempre y cuando nos pegue con la música y más o menos rime... Somos un poco “de vomitar” lo que nos sale y seguir con la idea hasta el final. Esto nos funciona y nos llena mucho.

Nos va bien así. Nos suena a lo que nos gusta. Decimos la idea de lo que queremos decir pero con la ayuda de la máscara del inglés. Enmascaramos lo que sentimos con ese idioma. Estamos tan acostumbrados y está tan usado cantar en inglés que no suena duro ni difícil escuchar el significado de cada frase. Gracias, Gran Bretaña, por dejarnos usar vuestro idioma. Sin esto, Me and the Bees no podríamos, jaja.

Decir lo que realmente sientes o quieres cantando en tu propio idioma, es para mí casi un acto heroico. Cantar en público en el idioma en el que normalmente te expresas me parece de personas con la autoestima hecha de hierro forjado. Expresar cosas tan personales como las que cantamos en el grupo pero en castellano sería casi como escuchaer “El Tomate”, una especie de “hardcuore” musical como una vez me dijo Isabel cuando cantaba en Charades. Sé que resulta mucho más interesante. A todos nos gusta entender perfectamente lo que tu colega o persona totalmente desconocida canta en el escenario. Es más personal, valiente y mucho más morboso. Estoy totalmente de acuerdo. Musicalmente me parece súper difícil cantar en castellano, no puedo evitar pensar en desastres musicales con David Bisbal y en aflamencar todo. Los que conseguís cantar en castellano y catalán sin que recuerde al señor Bisbal me tenéis alucinada.

De todas maneras, no sé si es porque me estoy haciendo un poco más mayor, o porque mi época Mecano nunca se fue de mi corazón, pero últimamente me salen más letras que puedo comprobar con el diccionario de la RAE que con el Collins. Me salen frases estúpidas que me recuerdan a una chica recién salida de octavo de EGB. Tal cual pasan por mi mente, salen, sin filtros. ¿Debería preocuparme? ¿Es por escribir aquí? ¿Llevo demasiado tiempo de vuelta en Barcelona? ¿Es por todas las discusiones que he tenido por este tema de cantar en inglés? ¿Es porque mis amigos con sus maravillosos grupos se curran unas letras que no paro de canturrear? ¿Es por descubrir a grupos como La Mode que me tiene encandilada con sus letras? ¿Es por la obsesión de la movida madrileña con Hawái? Jaja. No. No creo. Lo que sí tengo claro es que hay cosas nuevas y temas suficientes para darles vueltas con mis colegas, reírnos y grabarlo con el móvil. O sea, la felicidad.

Inés, Esther, ¿cuándo era el primer ensayo? ; ) No prometo nada grandioso, solo unas risas.

Verónica Alonso (estilista de profesión y baterista de vocación en Me and the Bees)
@lomismoescierto  

Fotografia de portada: Eduard Montoya
Text: Vero Alonso
Correcció: Pol Camprubí